Estudiantes de doctorado de la Escuela de Verano “Challenges to Democratic Representation in Latin America” realizada en la UDP relatan su experiencia

Por primera vez, una Escuela de Verano del European Consortium for Political Research (ECPR) sobre política latinoamericana tiene sede en América Latina. Más de quince estudiantes doctorales de diversas instituciones de educación superior como la Universidad de Oxford, Cornell y Northwestern, entre otras provenientes de  distintos países como Holanda, Bulgaria, Italia, México, Brasil y Estados Unidos, participaron en la Escuela de Verano “Challenges to Democratic Representation in Latin America”.

El evento se realizó entre el 3 y el 7 de julio y fue organizado en conjunto por el Núcleo Milenio “Desafíos a la Representación” (NS130008) y la Escuela de Ciencia Política de la UDP, con el apoyo de la Iniciativa Científica Milenio y del European Consortium for Political Research (ECPR). La Escuela de Verano contó con la participación de 5 profesores visitantes internacionales (Wendy Hunter de la University of Texas at Austin, Gabriel Negretto del CIDE, Timothy Power de la University of Oxford, Marisa von Bülow de la Universidade de Brasília y Kurt Weyland de la University of Texas at Austin) y de 5 profesores de Chile (Rossana Castiglioni, Claudio Fuentes, Jorge Gordin, Carlos Meléndez y Nicolás Somma).

La investigadora principal del Núcleo Milenio “Desafíos a la Representación”, Rossana Castiglioni, señaló que “la ECPR organiza periódicamente estas escuelas itinerantes, las que tienen como objetivo principal ofrecerle un espacio a los estudiantes doctorales de todo el mundo para mejorar sus proyectos, recibiendo retroalimentación experta de académicos y académicas que trabajan en los temas y áreas que ellos están cultivando.

 

Wynand Kastart, estudiante holandés del Doctorado en Ciencia Política de la Universidad de Indiana Bloomington, presentó su investigación sobre cómo los legados o las experiencias democráticas pasadas afectan sobre la violencia a nivel doméstico.

 

Pilar Giannini, estudiante chilena del doctorado de la Universidad de Notre Dame, comentó que “estas escuelas de verano son una oportunidad única para estar con otros estudiantes de doctorado que puedan opinar sobre tu tesis doctoral, darte feedback. Es positivo estar con profesores de primer nivel. Estas instancias son beneficiosas para todos”.

A pesar de venir todos de distintas corrientes y estudiar distintos tópicos, todos estamos de alguna forma tratando de entender cómo estos distintos problemas afectan la representación política en América Latina”

Pamela Niemann, estudiante del Doctorado en Ciencia Política de la UDP, expuso sobre su investigación enfocada en las reformas al sistema electoral en el caso de Chile con la reforma binominal en el 2015.

 

El estudiante del Doctorado en Ciencia Política de la PUC , Rodrigo Espinoza, dijo que estas “son experiencias muy productivas. Esta escuela de verano ha estado en un muy buen nivel  pero mucho más exigente en el sentido de que son grupos más cerrados, y por ende el debate es mucho más profundo. El nivel de participación es más intenso.

 

Me gustan mucho las lecciones porque uno aprende mucho sobre la literatura y sobre las últimas tendencias en nuestra disciplina. Las sugerencias hacia nuestros trabajos han sido excepcionalmente útiles y creo que van a contribuir muchísimo a nuestras investigaciones”, comentó Bylana Petrovaestudiante de la Universidad de Carolina del Norte.

Talita Sao Thiago, estudiante de la Universidad del Estado de Río de Janeiro, destacó también lo positivo de estas instancias y agregó que “el tema que más me llama la atención es América Latina en general, pero en especial el tema del presidencialismo de coalición, el análisis de su comportamiento y sus variaciones.”

El paraguayo José Tomás Sánchez,  estudiante del Doctorado en Política comparada de la Universidad de Cornell, realizó su ponencia sobre crisis política y cambios constitucionales.